Articulo “ Apiterapia para el Corazón”

Diario

EL HERALDO (Uruguay)


4/8/2009


Continuando con la difusión de los efectos cardiovasculares de la apiterapia, nos referiremos hoy a la acción de algunas de las sustancias que componen el veneno de abejas o apitoxina. 


Esta, posee una acción antiarrítmica y cardiotónica, ambos efectos se deben a la acción de un péptido que Vick y col (1974), llamado Cardiopep, un péptido que es una pequeña cadena de aminoácidos, o en otras palabras, una pequeña proteína; la apitoxina posee muchas de estas sustancias
La acción antiarrítmica a nivel del corazón, ha sido bien estudiada en la década del ‘70, y es similar a la acción del isoproterenol, un fármaco de uso frecuente en cardiología, que estimula la conducción a nivel del nodo aurículo-ventricular, o sea la comunicación eléctrica entre las aurículas y los ventrículos. 
Además, el efecto cardiotónico, se refiere a la fuerza con la que el músculo cardíaco se contrae, en medicina usamos desde hace mucho tiempo, un cardiotónico que también tiene su origen natural, que es la digoxina, una sustancia que se obtiene de una planta (Digitalis Laenata), y que nuestros mayores bien conocen, sobretodo los que provienen de zonas mediterráneas, por allí se sabía que luego de cierta edad, había que tomar diariamente un té de digital para que el corazón se mantuviera fuerte; bueno, años después la medicina les dio la razón y hoy se comercializa en todo el mundo, esto es para reafirmar conceptos de medicina natural correctamente estudiada.

En este caso es la misma situación, este Cardiopep fué estudiado en modelos animales que son típicos para estudio de corazón. Lo interesante es que este péptido, ejerce su acción sin aumentar el trabajo (resistencia) coronario, o sea que no expone al corazón a un sufrimiento isquémico, dicho de otra forma, no nos expone al riesgo de un evento coronario: infarto o angor (los eventos clínicos relacionados a la mala función coronaria, cuya causa más frecuente es la arteriosclerosis). Y, ¿para qué sirve este efecto cardiotónico? Bueno, uno está con más energía, se cansa menos, duerme mejor, no se hinchan las piernas y en definitiva, el corazón está más vigoroso.
Otras acciones relacionadas a la melitina, esta proteína que constituye el 50% del peso seco del veneno, incluyen la mejoría en la microcirculación, o sea, el movimiento de la sangre por los pequeños vasos, ésta es una de las explicaciones de porqué los pacientes ven un efecto beneficioso en lugares tan alejados como la insuficiencia venosa de miembros inferiores, que comúnmente llamamos várices, así como la mejoría en la agudeza visual. Esto último es relatado por varios pacientes, y ha sido comprobado por examen de fondo de ojo en algunos, sin embargo, faltan estudios en este sentido.

Por último, debemos mencionar un hecho que no es menor, es el estímulo que ejercen dos sustancias en la médula ósea, que es el corazón de los huesos, donde se producen los glóbulos rojos. La cantidad de éstos es fundamental para que el oxígeno llegue a los órganos, incluyendo el corazón, es así que vemos pacientes con descompensación de su corazón, por anemia, y la manera de volver a compensarlos es realizando una transfusión, por esto es que resaltamos el efecto estimulante de la producción de glóbulos rojos o eritropoyético.

La jalea real se ha probado como una sustancia que estimula la producción de eritropoyetina, la hormona que se encarga también de la producción de glóbulos rojos.
Bueno, creemos que han sido estas 2 últimas notas, un resumen bastante acotado de los efectos cardiovasculares de la apiterapia.

Para realizar cualquier tipo de consulta la pueden hacer a: 

capdebila@gmail.com

O al telf.: 0059873-23248

Clínica de Apiterapia

Concordia, Salto, Uruguay.
Dr. Pablo Capdebila,                                                                           

Médico especialista en Apiterapia. 

Citas: 999 612 669

Citas: 999 612 669